martes, octubre 07, 2008

ESPIRITISMO VERSUS ELECTRICIDAD

- ¿No admite usted de ninguna manera la posibilidad de esos fenómenos? - le peguntó - ¿No admitimos la existencia de la electricidad, que tampoco comprendemos? ¿Por qué no ha de existir una fuerza, todavía desconocida, que...?
- Cuando se descubrió la electricidad - interrumpió Levine - se notaron sus fenómenos sin saber lo que eran ni que fuerzas los producían; siglos pasaron antes de que se pensara en buscarla aplicación. Los espiritistas, por el contrario, debutaron haciendo escribir a las mesas y evocando los espíritus, y sólo más tarde viene a resultar una fuerza desconocida.
Ana Karenina. 1877 TOLSTÓI

2 comentarios:

porcelina dijo...

esto me recuerda al episodio de psicofonías por fascículos (hace un año)
c.d.n.e.p.t.l.v?
parafraseando a tolstoi, claro.

ana dijo...

Me encanta Anna Karenina.
Lo mejor: aquella frase que le dice a Brodski:
-Te permito que arrastres mi nombre por el suelo.

Te echo de menos. Te llamo esta semana.